Caridades Católicas, Funcionarios de la Ciudad y del Estado Hablan De Colaboración en Asuntos de Inmigración y la Frontera

Posted

Monseñor Kevin Sullivan, director ejecutivo de Caridades Católicas de la arquidiócesis, está en una misión de solidaridad y aprendizaje en Honduras, Guatemala y El Salvador hasta el viernes 26 de abril, para evaluar el estado actual de los problemas de inmigración en esa región.

Monseñor es parte de una delegación a los países del Triángulo del Norte (como se denomina a estas tres naciones) que comenzó el 22 de abril, y la cual incluye al contralor del estado de Nueva York, Thomas DiNapoli; al presidente de sindicato, Stuart Appelbaum, y a otros representantes de Caridades Católicas y funcionarios de la organización Catholic Relief Services, agencia humanitaria de asuntos de ultramar de los obispos de los Estados Unidos.

El cardenal Dolan se unió a monseñor Sullivan, DiNapoli, Appelbaum, al comisionado de la administración de servicios para la infancia de la ciudad de Nueva York, David Hansell, y al presidente del consejo de la ciudad de Nueva York, Corey Johnson, además de otros proveedores de servicios legales y sociales en una conferencia de prensa el 11 de abril en las oficinas del Centro Legal de Inmigración de Servicios Comunitarios de Caridades Católicas ubicado en el bajo Manhattan

La sesión informativa para los medios de comunicación incluyó temas de inmigración y fronteras, con un enfoque en los menores no acompañados y el impacto de las políticas de los Estados Unidos en las familias en la frontera y en Nueva York.

“Estamos muy, muy contentos de que muchos de nuestros socios de Caridades Católicas estén aquí hoy”, dijo monseñor Sullivan; quien añadió: “porque cuando estamos en nuestro mejor momento como país, como ciudad y como estado, no hacemos las cosas solos. Las hacemos en colaboración con aquellos de buena voluntad que quieren hacer de nuestra ciudad, nuestro estado, nuestra nación, un lugar más compasivo, más justo”.

Monseñor Sullivan reconoció la preocupación y el cuidado del cardenal Dolan “por los inmigrantes, especialmente los menores que no son acompañados”, a lo largo de los años, “pero especialmente el verano pasado cuando tuvimos la crisis de los niños separados”.

El número de aquellos que continúan viniendo a los Estados Unidos está aumentando, dijo monseñor Sullivan dijo. “Nuestros socios en la ciudad y el estado de Nueva York, aunque ya extenuados de tanto trabajo, continúan brindando atención compasiva y de alta calidad”, a través de servicios sociales, legales y de vivienda, además de asesoramiento.

“Hoy”, dijo monseñor Sullivan, “queremos decir que como neoyorquinos, continuamos siendo la ciudad que da la bienvenida y alienta a los recién llegados porque somos más fuertes cuando les damos la bienvenida y les abrimos las puertas”.

Monseñor Sullivan, en respuesta a la pregunta de un reportero sobre si hay un límite en la cantidad de personas que pueden ingresar al país, citó algunas estadísticas convincentes. “Creemos en las fronteras seguras, creemos en una política de inmigración generosa y legal. Pero también creemos que es necesario que las personas tengan una oportunidad de remediar una situación en la que se encuentran”.

Monseñor Sullivan también dijo que en las clínicas legales movibles que realizan en toda el área metropolitana de Nueva York ven típicamente a unos 100 inmigrantes por día “que no tienen los documentos correctos. Al final de la jornada, 25 de esos 100 ni siquiera sabían que podían tener los documentos correctos”.

Una lista de la densidad de población de 225 países en el mundo fue otra estadística compartida por monseñor Sullivan. “Los Estados Unidos, en esa lista, están en el puesto 175 del tope de países densos”. En otras palabras nuestro país no está entre los más densos.

El contralor del estado DiNapoli dijo que lo más destacado de la visita al centro de Caridades Católicas fue poder presenciar la operación de la Línea Telefónica Directa para Nuevos Americanos del estado de Nueva York, un esfuerzo de colaboración entre Caridades Católicas y la Oficina Estatal para Nuevos Americanos. Los operadores pueden contestar llamadas en 200 idiomas. “Es muy alentador pasar el tiempo aquí”, él dijo.

DiNapoli anticipó que el viaje a los países del Triángulo del Norte proporcionaría información “de primera mano” para compartir con los responsables políticos en el estado de Nueva York, así como con algunos líderes nacionales.

El cardenal Dolan recordó que durante más de un siglo, Caridades Católicas ha acogido, ayudado y alentado a inmigrantes y refugiados. “Vamos a seguir haciéndolo, pero no podemos hacerlo solos”, dijo el cardenal. “Y es por eso que la sabiduría de una mañana como esta me muestra la magnífica coreografía que existe entre todas las diferentes asociaciones que tenemos. Así que agradezco a nuestros socios. Como los necesitamos y los apreciamos. Feliz Domingo de Ramos y Felices Pascuas”.

El presidente del concejo municipal Johnson citó algunas estadísticas sobre los inmigrantes en Nueva York. Él dijo que casi el 38 por ciento de los residentes de la ciudad de Nueva York, casi 4 millones de personas, no nacieron en los Estados Unidos. “Vinieron a esta ciudad con sueños y aspiraciones para ellos mismos y para sus familias. Algunos de ellos buscaban simplemente una vida mejor y otros huían de la violencia y buscaban asilo como refugiados, y trataban de asegurarse de que ellos o sus hijos pudieran permanecer seguros”.

Johnson expresó su gratitud a Caridades Católicas por hacer “un trabajo increíble” y por “ayudar a los inmigrantes en nuestra ciudad”, además a otras agencias de servicios sociales y proveedores por su trabajo colaborativo. “Este es un esfuerzo de equipo, y es de esperar que la ciudad de Nueva York pueda ser un ejemplo para otros municipios y estados sobre cómo hacer esto bien”, él dijo.

Bitta Mostofi, comisionada de la Oficina de Asuntos de Inmigrantes de la ciudad, dijo que “la falsa narrativa de personas que vienen aquí sin ninguna razón, o que no son niños, o de que no están huyendo de la violencia extrema, es solo eso, una narrativa falsa”

“Y es nuestra responsabilidad individual y como grupo”, dijo ella, “asegurarnos de que estamos diciendo la verdad sobre por qué viene la gente; que estamos diciendo la verdad sobre lo que significa si no ayudamos a las personas...”

Appelbaum, del sindicato de minoristas, mayoristas y grandes almacenes, dijo que el viaje a las naciones centroamericanas no podría realizarse en un momento más apropiado. “Nos vamos el día del Domingo de Ramos, que también es el medio de la Pascua.

“La Pascua fue la historia de una migración de personas de sus hogares que se iban en medio de la desesperación. Y lo que sucedió hace tanto tiempo debería resonar en todos nosotros en términos de lo que está pasando hoy”.

Para ser sinceros “para nuestra fe” y “para nuestra ciudad”, dijo Applebaum, “tenemos que estar hablando en este momento”.

Comments

No comments on this story | Please log in to comment by clicking here
Please log in or register to add your comment