Cientos Asisten a Misa con Tradición Guatemalteca en La Catedral

Posted

Angélica Villatoro, con entusiasmo y alegría llena de fe, cantó canciones de alabanza y devoción durante la misa anual en la Catedral de San Patricio en honor a Nuestro Señor de Esquipulas de Guatemala. Fue una liturgia especial celebrada por el arzobispo Oscar Julio Vian Morales de Guatemala.

“Esto es importante para nosotros, muy importante, para poder mantener nuestras tradiciones y el folclore vivo a través de la música y el baile”, dijo la Sra. Villatoro, de 62 años, en una entrevista a CNY después de la misa en español celebrada el 7 de enero.

“Todos queremos ayudar a mantener nuestra cultura a través de estas tradiciones, especialmente con esta misa especial en honor a Nuestro Señor de Esquipulas de Guatemala”. Ella es feligresa de la parroquia de Nuestra Señora de Lourdes en Queens Village, en la diócesis de Brooklyn. Ella participó en la procesión de la misa, vestida con coloridos y tradicionales trajes indígenas (predominantemente rojos) de Guatemala, donde la Sra. Villatoro nació y creció.

La Sra. Villatoro agregó: “El 15 de enero es una fecha muy importante. Es el día en que tradicionalmente honramos a Nuestro Señor de Esquipulas; es una fecha importante para los guatemaltecos y también para otros centroamericanos, y para los mexicanos... Damos gracias a Dios por el hecho de que el arzobispo haya podido estar aquí”. Unas 400 personas desafiaron el frío ese domingo por la tarde para asistir a la misa y los organizadores se los agradecieron, todos ellos compañeros guatemaltecos y latinos de otros países.

La Sra. Villatoro, quien también fue voluntaria de la celebración principal, dijo que la misa anual en la catedral se celebró por primera vez hace 14 años.

El arzobispo Vian, durante su homilía, habló de la importancia de que todos los hijos de Dios se amen unos a otros tal como Él nos amó a través de sus buenas obras, y que todos debemos poner nuestro amor en acción a través de buenos y caritativos esfuerzos. El arzobispo también habló sobre el poder del perdón.

“Jesús en la cruz, el Cristo de Esquipulas siempre está ahí para nosotros con los brazos abiertos, para recibirnos, para amarnos”, señaló el arzobispo. “Jesús dice: ‘Les amo’, y debemos expresar nuestro amor por él amándonos los unos a otros... El que dice que ama a Dios, pero no ama a su prójimo (a su vecino) es un mentiroso”.

El arzobispo Vian añadió: “Debemos amarnos unos a otros, y tenemos que comenzar con nuestras familias, tenemos que comenzar con nuestro lugar de trabajo, y con nuestro vecindario y comunidad. Como dice el papa Francisco, tenemos que expresar el amor de Dios con nuestras buenas obras. Jesús está vivo y debemos manifestar siempre su amor... Hoy celebramos a Nuestro Señor de Esquipulas de Guatemala con alegría y entusiasmo”.

Parte de la misa se celebró en el idioma Garifuna, una lengua indígena de Guatemala, como por ejemplo la Oración de los Fieles. Hubo oraciones para inmigrantes que enfrentan dificultades y para personas en Guatemala que sufren de pobreza e injusticia.

La ciudad de Esquipulas está ubicada en el sureste de Guatemala. Es conocida por su gran iglesia colonial (la Basílica de Esquipulas), un popular centro de peregrinación en América Central construido en el siglo XVIII para albergar la figura del Cristo Negro de Jesús en la cruz.

La figura fue encargada por los conquistadores españoles y colocada por primera vez en una iglesia local en 1595. La imagen fue tallada en madera oscura en 1594, midiendo alrededor de cinco pies de altura. Las principales procesiones religiosas ocurren el 15 de enero y durante la Semana Santa. Esquipulas está aproximadamente a 80 millas al este de la Ciudad de Guatemala, con una elevada altitud de más de 3.000 pies. La basílica domina el horizonte.

La procesión de la misa en la Catedral de San Patricio contó con participantes como la Sra. Villatoro, vestida con coloridos trajes tradicionales de los pueblos indígenas de Guatemala, y música acompañada por hombres tocando tambores de conga y una réplica de la figura de Nuestro Señor de Esquipulas en Guatemala.

Rina Arevalo, de 40 años, también estuvo en la procesión. Ella también es feligresa de Nuestra Señora de Lourdes en Queens Village, y ella nació y creció en Guatemala. “Esto es algo que recordamos de nuestra infancia en Guatemala”, dijo la Sra. Arevalo a CNY. “Esto es algo que queremos mantener... Nos trae mucha alegría”.

Mannixx Muñoz, de 45 años, un amigo feligrés de las Sras. Villatoro y Arévalo, y quien también fue parte de la procesión dijo: “El mensaje del arzobispo fue hermoso: todos debemos participar en la difusión de la Palabra de Dios”. El Sr. Muñoz, nacido en Guatemala agrego: “Nuestra fe católica nos ayuda a mantenernos en el camino de Dios”.

La misa fue patrocinada por la Hermandad Arquidiocesana de Nuestro Señor de Esquipulas, con la asistencia de la Oficina Arquidiocesana del Ministerio Hispano.

Al final de la misa, una mujer que representa al grupo de hermandad, Olga Núñez, ofreció unas palabras de agradecimiento a todos los que ayudaron a hacer posible la especial liturgia, incluyendo al cardenal Dolan y al personal de la catedral. Expresiones similares fueron hechas por Rosemary Arauz, cónsul general de Guatemala en Nueva York.

Comments

No comments on this story | Please log in to comment by clicking here
Please log in or register to add your comment