Delegación Estadounidense Entrega Resultados del Quinto Encuentro al Papa

Posted

Una delegación de obispos y laicos de los Estados Unidos vinieron a Roma a compartir con el papa Francisco y oficiales del Vaticano las gozosas experiencias y valiosas recomendaciones que surgieron el quinto Encuentro Nacional el año pasado.

El arzobispo José H. Gómez, de Los Angeles, vice-presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos, le dijo a Catholic News Service, que sentía mucha emoción de poder anunciar “la buena nueva” sobre lo que habían aprendido y cómo el proceso se ha ido desarrollando.

“Cuando hablamos con el Santo Padre”—cuando todavía estaban preparándose para el evento de septiembre de 2018, dijo el arzobispo, el formar e inspirar a discípulos misioneros de toda la nación, “era nuestro sueño; ahora podemos compartir con él que esto ya está ocurriendo”.

El arzobispo Gómez, junto con el obispo Nelson J. Pérez, de Cleveland, presidente del comité de la Conferencia de Obispos Católicos para la diversidad cultural en la iglesia, y el obispo auxiliar de Detroit, Arturo Cepeda, presidente del subcomité de asuntos hispanos, llevó a una delegación al Vaticano del 13 al 18 de septiembre. Estaban presentando los “Procesos y Conclusiones del quinto Encuentro Nacional de Pastoral Hispana”, cuando hablaron con CNS el 16 de septiembre.

Los materiales que han estado compartiendo ofrecen un resumen de los desafíos, oportunidades, recomendaciones y prácticas con éxito en lo que se refiere al cuidado y acompañamiento personal de las comunidades hispanas y Latinas en los Estados Unidos y su llamada a ser discípulos misioneros.

La reunión nacional del quinto Encuentro, en Grapevine, Texas, fue una reunión histórica de líderes hispanos/latinos en ministerio, delegados de diócesis, movimientos eclesiales, escuelas y organizaciones de todos los Estados Unidos. Los obispos calcularon que más de un millón de católicos habían participado en los Encuentros parroquiales, diocesanos y regionales en los dos años antes del evento en Grapevine.

Una de las cosas que están diciéndole al Vaticano, dijo el arzobispo Gómez es que “los latinos en Estados Unidos están entusiasmados con su fe”.

“La iglesia en los Estados Unidos está viva, es una Iglesia joven”, que cuenta con aproximadamente 50 por ciento de católicos menores de 18 años o menores que son hispanos, o de origen latino, dijo el obispo Cepeda a CNS.  

“Es maravilloso,” dijo. “Están trayendo el futuro de la Iglesia, pero al mismo tiempo son el ‘ahora’ de la Iglesia”, lo cual es causa de “mucha alegría y esperanza”.

El obispo Pérez dijo a CNS, que les está contando a los oficiales del Vaticano lo entusiasmada que está la gente de ser “de hecho, discípulos misioneros”, yendo a los lugares que el papa Francisco ha llamado “las periferias”. La gente ha estado yendo “a lugares donde la Iglesia no siempre está presente”, dijo, como cárceles y esquinas en la calle, y a quienes puede que se sientan alejados, como los jóvenes y los trabajadores indocumentados.  

“El clima político en los Estados Unidos respecto a la inmigración y a nuestros hermanos y hermanas indocumentados ha sido muy desafiante, y, de hecho, muy doloroso”, dijo el obispo Pérez.

Pero el proceso del Encuentro, que comenzó en las bases en 1972, “providencialmente creó el espacio, el foro, para que la gente pudiera reunirse y compartir su incertidumbre y sus temores, y sentir el apoyo y el calor de una comunidad cristiana”, dijo.

El obispo Cepeda dijo que este momento ha empujado a la iglesia a ser “la voz de los sin voz. Es un momento para que los saquemos de las sombras, para poder trabajar para una reforma, una reforma migratoria integral que no separa a las familias”.

“Queremos ser la voz de una nación que da la bienvenida a los inmigrantes, quienes serán quienes transformen nuestra Iglesia y nuestra nación si lo hacemos”, dijo.

Wanda Vásquez, directora del Ministerio Hispano en la arquidiócesis de Nueva York, fue miembra de la delegación al Vaticano.

La Sra. Vásquez es consultora del Ministerio Hispano para los Obispos de los Estados Unidos y presidenta de la Región 2 del V Encuentro, integrada por las ocho diócesis católicas en el estado de Nueva York.

“El papa fue muy humilde y agradeció el trabajo realizado”, dijo la Sra. Vásquez a Catholic New York en una entrevista el 23 de septiembre en su oficina en el Centro Católico de Nueva York.

“El muestra mucha humildad como parte de su ministerio, y creo que eso es lo que lo hace ser quien es”.

Luis Peña, coordinador interparroquial del Ministerio Hispano en la arquidiócesis, también formó parte de la delegación. La Sra. Vásquez dijo que Peña recibió un abrazo del papa Francisco cuando presentó “el libro (uno de los dos que componen el documento del V Encuentro) y le dijo que lo traía en nombre de los jóvenes adultos de los Estados Unidos”.

Esta fue la segunda vez que estos dos neoyorquinos se encuentran con el papa Francisco. La primera vez fue cuando el papa visitó la arquidiócesis en septiembre de 2015.

El arzobispo Gómez dijo que la creciente presencia de católicos hispanos y latinos y la obra y visibilidad de los “Encuentros” está “ayudando a los latinos a comprender que son parte integral de la vida de la Iglesia y de la vida social en los Estados Unidos, y está llamándolos al liderazgo”.

“Espero que esto ayude a todas las personas en los Estados Unidos a ver que los latinos verdaderamente quieren participar en la vida de la sociedad y esto trae una verdadera reforma migratoria a nuestro país”, dijo el arzobispo.—CNS

Armando Machado, reportero con Catholic New York, ha contribuido a este articulo.

Comments

No comments on this story | Please log in to comment by clicking here
Please log in or register to add your comment