El Instituto Padre Varela una Opción Popular en Parroquia de Peekskill

Posted

En la parroquia de la Asunción en la ciudad de Peekskill en el condado de Westchester, el padre Esteban Sánchez dirige un programa arquidiocesano llamado Instituto Pastoral Padre Félix Varela, un curso que enseña a muchos fieles hispanos a convertirse en líderes efectivos en el cuidado pastoral de los latinos católicos en la arquidiócesis.
“El objetivo del Instituto Varela es que las personas conozcan su fe y que también puedan explicar la fe a sus hermanos y hermanas en Cristo”, dijo el padre Sánchez, quien se desempeña como administrador parroquial en la iglesia de la Asunción.
“Nuestro objetivo es traer a esas personas a nuestros grupos. Y también a través de ellos poder llegar a otros, para que vengan a la iglesia”, dijo el padre Sánchez en una entrevista a principios de este mes.
“Los estudiantes nos han dicho, con alegría, cómo ellos descubren a Jesucristo más profundamente en sus vidas. Ellos aprenden que no se trata únicamente de obtener un mayor conocimiento acerca de Jesús, sino también de experimentar a Jesús. Se trata de conocer a Cristo. Uno no puede amar lo que no conoce”.
El padre Sánchez, de 36 años y oriundo de Ecuador, señaló que el curso de formación de fe para adultos llegó a su parroquia el pasado año escolar. Los estudiantes que se inscribieron ya van en el segundo año del programa.
Este año, el curso de liderazgo se está enseñando en nueve lugares (ocho parroquias y el centro carismático) en la arquidiócesis. Típicamente este programa es de tres años y se enseña por trimestre o semestre. En la parroquia de la Asunción, se ha condensado en un curso de dos años, impartido trimestralmente.
El programa del instituto, como se indica en el material informativo, está patrocinado por la arquidiócesis de Nueva York para proporcionar formación de fe para adultos hispanos y para preparar a quienes desean servir en el ministerio hispano en sus parroquias.
El instituto fue creado en 1973 para servir a las parroquias y movimientos y grupos eclesiásticos, y para colaborar con otras oficinas y programas diocesanos en la formación y educación de la comunidad hispana católica.
Otro instructor en el programa de la parroquia de la Asunción es el diácono Carlos Campoverde, de 60 años, casado y padre de tres hijos y abuelo de cuatro.
“Se trata de crecer en la fe” y evangelizar y ser discípulos de la fe”, dijo el diácono Campoverde. “Y se trata del crecimiento espiritual de toda la parroquia”. Esto cambia la mentalidad de las personas en su vida familiar y en otros entornos grupales”.
El diácono Campoverde hizo énfasis en que el instituto ayuda a aliviar o eliminar la confusión que puede existir acerca de las enseñanzas de la Iglesia. El diácono, oriundo de Ecuador, dijo que 110 de los 133 primeros estudiantes terminaron su primer año en la Asunción, con algunos de ellos teniendo que suspender las clases debido a conflictos con sus horarios de trabajo o de familia, o porque se mudaron fuera del área. Las clases de este año, los martes de 7:30 a 9:30 p.m., empezaron el 18 de septiembre. El costo del instituto en la Asunción es de $50 por trimestre, incluyendo los libros. Este costo es similar al de otras parroquias. La inscripción está abierta a los adultos con suficiente fluidez en el idioma español.
Un certificado, firmado por el cardenal Dolan, se otorga al finalizar el curso.
La mayoría de los latinos en la comunidad parroquial son de Ecuador, con algunas otras personas de México, Guatemala, Colombia y la República Dominicana. La parroquia ofrece tres misas en español cada fin de semana, con una asistencia general de 1.300 personas. La parroquia multicultural tiene registradas a 950 familias.
Los programas, talleres, retiros y conferencias del instituto están diseñados para servir a las parroquias y proporcionar formación a los feligreses hispanos. La formación se proporciona a párrocos, sacerdotes, diáconos, hombres y mujeres religiosos, y todos los hispanos, para que “crezcan en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor y Salvador, Jesucristo”.
Las asignaturas de clases, impartidas totalmente en español, incluyen introducciones a la biblia, teología, teología pastoral, historia de la Iglesia, teología sacramental, antropología cristiana, teología moral, eclesiología y cristología. Otras clases que se ofrecen son en doctrina social de la Iglesia, ministerios en la Iglesia y habilidades de comunicación.
El Instituto Hispano para la Formación Pastoral, el cual pasó a llamarse Instituto Pastoral Padre Félix Varela en 2002, fue establecido en 1973 por el entonces arzobispo de Nueva York, el cardenal Terence Cooke. Esto se dio en respuesta a la necesidad de formar líderes hispanos que sirvieran en las pa-rroquias, especialmente aquellas con un creciente número de hispanos. Miles de hispanos católicos han recibido formación en el instituto, incluyendo los primeros hombres hispanos ordenados como diáconos permanentes en la arquidiócesis.
Al principio, el vicario general de la arquidiócesis estaba encargado de la supervisión del programa, y ​​después la responsabilidad pasó al Departamento de Educación y luego a la Oficina de Catequesis. Desde 2010, la Oficina Arquidiocesana de Ministerio Hispano ha estado a cargo.
“Yo espero que el instituto sea visto como un catalizador de formación de fe para nuestros hermanos y hermanas hispanos, al tiempo que fomentamos la metodología de Ver-Juzgar-Actuar, también conocida en inglés como See-Judge-Act, y presentada en el Plan Pastoral para el Ministerio Hispano”, dijo Wanda Vasquez, directora del ministerio hispano.
El nombre del padre Félix Varela (1788-1853) fue dado al Instituto Hispano de Formación Pastoral para honrar la memoria del eminente sacerdote, teólogo, filósofo, educador y humanista cubano quien fue el primer sacerdote hispano en servir en la diócesis de Nueva York, “emprendiendo un extraordinario ministerio pastoral, particularmente entre los inmigrantes irlandeses”.
Gracias a sus altos logros académicos y su total compromiso pastoral, el padre Varela fue designado vicario general de la diócesis, “siendo el primer y único hispano en ocupar una posición de tan alta distinción en Nueva York”, tal como se señala en el material informativo. Su causa para la canonización está en proceso.
Ana Coronel, de 43 años, es una de las feligresas de la Asunción que completó el primer año del programa en junio y comenzó el segundo año este mes. Ella está tomando el curso con su prometido, Edgar Leon. Ellos planean casarse en la iglesia de la Asunción en diciembre.
“El programa ha fortalecido mi fe y me ha ayudado a saber mucho más acerca del Señor, sobre las bendiciones que recibimos de Él”, dijo la Srta. Coronel sobre el Instituto Pastoral Padre Félix Varela. “Ahora entiendo más profundamente que Dios está con nosotros en todo momento, en todas las situaciones”.
Otro estudiante, Luis Urrutia, de 42 años, está inscrito en el instituto junto con su esposa, Lina Espinoza. “Este es un curso muy útil. Las enseñanzas ayudan a mantener la unidad en la familia”, dijo Urrutia. “Es importante que conozcamos nuestra historia, que conozcamos la historia de nuestra fe; y como dice el papa Francisco, debemos evangelizar”.
Los otros ocho sitios participantes este año son San Juan Evangelista, White Plains; Santa María, Poughkeepsie; San José, Middletown; Cristo Rey, el Bronx; Centro Carismático en el Bronx; la Ascensión, Manhattan; Nuestra Señora de Guadalupe en San Bernardo, Manhattan; y Nuestra Señora del Monte Carmelo, Santa Benedicta y Santa María de la Asunción, Staten Island.
Para mas informacion: Oficina Arquidiocesana de Ministerio Hispano, (212) 371-1000, ext. 2980

Comments

No comments on this story | Please log in to comment by clicking here
Please log in or register to add your comment