Informe del Editor

Las Puertas Abiertas Durante la Reunión del V Encuentro

Posted

Una reunión no es normalmente mi idea de la mejor forma de una tarde, especialmente si el tema no se centra directamente en nuestro trabajo aquí en Catholic New York.

Pero a veces hay que hacer excepciones. Y yo hice una un día después de una reciente fecha de entrega, y déjenme decirles que la reunión en cuestión bien valió la pena mi tiempo.

Se trató de una reunión de párrocos en la arquidiócesis para discutir el Quinto Encuentro nacional del ministerio hispano/latino, o V Encuentro. Alrededor de 30 a 35 párrocos y otros sacerdotes y diáconos estuvieron presentes en el Centro Cardenal Spellman en el seminario San José en Dunwoodie, junto con representantes de la Oficina del Ministerio Hispano de la arquidiócesis y otras agencias arquidiocesanas.

Se informo acerca de las iniciativas importantes de la arquidiócesis siendo una gran parte de la descripción de mi trabajo, pero esa no fue la única razón por la cual yo asistí a la reunión del 9 de noviembre. Demostrar apoyo a otras agencias arquidiocesanas es un rasgo típico que Catholic New York hace normalmente; sin embargo, eso tampoco fue lo único que me llevó a Dunwoodie.

Yo simplemente tuve la sensación de que la reunión podría ser el comienzo de algo bueno, para Catholic New York y para mí personalmente. Siempre queremos estar al tanto de temas importantes y de interés para nuestros lectores. En este caso, parece que muchos hispanos y latinos católicos participarán en el V Encuentro durante los próximos dos años.

Francamente, el hecho de que el calendario del Encuentro se extienda hasta el 2018, cuando se lleven a cabo encuentros regionales y nacionales, es otro aspecto positivo. Desde ahora hasta ese momento habrá varios componentes locales del proceso del Encuentro.

Encuentro es una palabra que ha adquirido una nueva vida durante el pontificado del Papa Francisco, y esta viene directamente del evangelio donde vemos que la vida de las personas cambio drásticamente después de sus encuentros personales con Jesús.

Con este fin, el Santo Padre recientemente envió un mensaje a la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos sobre el V Encuentro, el Quinto Encuentro de este tipo dió su inicio en 1972.

“Nuestro gran desafío es crear una cultura de encuentro, que anime a individuos y grupos a compartir la riqueza de sus tradiciones y experiencias; a romper muros y construir puentes”, escribió el Papa.

“La Iglesia en América, como también en otras partes del mundo, está llamada a ‘salir’ de su zona de confort y fomentar la comunión. Comunión entre nosotros, con nuestros hermanos cristianos, y con todos aquellos que buscan un futuro de esperanza”.

El V Encuentro realmente comenzó hace dos años, ósea que ya va por la mitad. En la primera mitad del 2017, los encuentros parroquiales tendrán lugar en Nueva York, así como también en 5.000 parroquias en todo el país.

Al final de la segunda mitad del próximo año se celebrará un Encuentro arquidiocesano en varios lugares al sur y norte de la arquidiócesis.

Los temas presentados durante la reunión de párrocos fueron por parte del padre Vincent Druding, vicario parroquial de la parroquia de la Asunción en Peekskill y delegado de un obispo para el V Encuentro en nombre de la parte norte de la arquidiócesis, me llamaron mucho la atención. En los 14 años desde el Cuarto Encuentro en el 2000 hasta que el V Encuentro se inició, hubo un aumento del 28 por ciento en el número de hispanos/latinos católicos en el estado de Nueva York, llegando a ser 2.4 millones de personas. Eso representa el 7 por ciento de la población hispana católica de los Estados Unidos. En 140 parroquias de la archidiócesis, un poco menos de un total de 294 parroquias, al menos una misa de fin de semana es celebrada en español.

El padre Druding usó los números para enfatizar otro punto a sus colegas sacerdotes: “Tenemos que hablar con nuestros hermanos”, él dijo, lo que significa animar su asistencia a futuras reuniones y su participación en el proceso del V Encuentro.

Wanda Vásquez, directora del Ministerio Hispano en la archidiócesis, dijo más tarde sentirse muy contenta al escuchar las voces de los párrocos mientras ellos abordaban preguntas planteadas durante el segmento de consulta de la reunión. “Nos dio la oportunidad de saber dónde estamos y hacia dónde nos dirigimos”, ella dijo.

A nivel nacional, se espera que un millón de hispanos y latinos participen en el V Encuentro. A los párrocos presentes se les pidió comenzar a pensar en 10 o 12 personas a quienes ellos podrían nombrar para su equipo parroquial del V Encuentro a principios de diciembre.

Yo termine la reunión del V Encuentro sintiéndome como si una puerta se me hubiera abierto. Cuando le pregunté a la Sra. Vázquez sobre mi impresión de que los católicos hispanos y latinos estaban animando a otros a unirse a ellos en el V Encuentro, ello lo confirmó.

“Se expandirá a todos los que quieran ser parte del proceso”, ella dijo.

Al día siguiente, durante una reunión del personal editorial aquí en Catholic New York, hablé sobre el V Encuentro y acerca de cómo pienso que este podría ser un trampolín para algunas buenas historias y una cobertura más amplia de hispanos y católicos latinos, especialmente en nuestra sección en español. Fue la mejor reunión de tipo personal a la que he asistido en un buen tiempo, y valga la pena anotar, que yo no fui el único miembro del personal que también lo dijo.

Comments

No comments on this story | Please log in to comment by clicking here
Please log in or register to add your comment