First Place Award for General Excellence, Catholic Press Association, 2013-2016

Parejas Aprenden a Evitar los ‘Enemigos’ del Matrimonio
Por SOCRATES PALMER Jr.
Foto por Fernando Cortes
JUNTOS—La gran multitud en el Congreso de Parejas Hispanas en la escuela secundaria Cardenal Hayes en el Bronx escucha al orador principal Ferney Ramírez el 20 de mayo.

Las 500 parejas casadas que asistieron al Congreso de Parejas Hispanas se dieron una buena idea de lo que son las dificultades que se presentan en el matrimonio y de cómo evitarlas.

Ferney Ramírez, un psicólogo licenciado, utilizo un estilo enérgico y lleno de humor para conectarse con las parejas presentes durante sus importantes presentaciones. Ramirez dio una alerta en contra de los enemigos del matrimonio, los cuales dijo ser la falta de comunicación, la pérdida de admiración, la falta de respeto y confianza, y la falta de afecto.

“La comunicación efectiva con su esposa tiene un efecto dominó, el cual ha de influenciarles como padres y ha de influir en su relación con sus hijos. Sus hijos son una representación de ustedes cuando ellos se vayan de sus casas”, dijo Ramírez.

Esta fue la sexta entrega de la asamblea de un día entero la cual reúne a parejas casadas de toda la arquidiócesis para talleres, conferencias y testimonios personales.

El congreso se ofreció el 20 de mayo en la escuela secundaria Cardinal Hayes en el Bronx, y el 21 de mayo en la escuela secundaria Nuestra Señora de Lourdes en Poughkeepsie. El tema fue “Enriqueciendo Nuestras Relaciones”.

Ramírez, nacido y criado en Armenia, Colombia, vive ahora en Chicago, IL. Casado durante 18 años, es también un padre de familia.

Después de dirigirse a las aproximadamente 345 parejas que asistieron a la sesión en la escuela Cardenal Hayes, Ramírez dijo a CNY que la familia es el núcleo de la fe católica.

“Yo trato de siempre enfocar mis conversaciones alrededor de los valores familiares y de recordar a la gente que el amor de Dios es verdadero y que está presente todos los días a través de nuestras familias cuando amamos incondicionalmente y permanecemos fuertes en nuestros valores familiares cristianos”.

El congreso fue organizado por la oficina de Vida Familiar / Respeto a la Vida de la arquidiócesis y el Movimiento Matrimonial Católico.

Denise D’Oleo, coordinadora de los programas en español para la oficina de Vida Familiar / Respeto a la Vida, dijo a CNY que espera que quienes asistieron se hayan ido inspirados por el congreso.

“Estamos muy emocionados de ver tantas parejas hoy aquí. Queremos que la gente lleve a casa el sentimiento de que sus matrimonios tienen un efecto trascendental y que ellos están llamados a llevar su mensaje a otros y de tener una conexión con Dios. Por eso es que elegimos el tema “Enriqueciendo Nuestra Relación”. Si alguna vez se ha sentido estancado o enredado en la rutina, siempre hay una forma de salir de la misma y de seguir adelante.

“Hoy estamos dando a la gente las herramientas para que reconozcan los enemigos del matrimonio, y lo que nos hace incapaces de lograr que nuestras relaciones florezcan. Queremos que la gente esté motivada a trabajar por la mejora de sus relaciones, y lo más importante, recordarles que Dios necesita estar en el centro de todas las relaciones”, dijo la señora D’Oleo.

La señora D’Oleo, quien lleva 20 años de casada con su esposo, Maximo, dijo que la “abrumadora respuesta de los voluntarios” contribuye significativamente al éxito del congreso.

Una de estas personas que han participado desde la creación del congreso es Maximo Correa. Él y Marcia, su esposa por 31 años, son coordinadores del Movimiento Matrimonial Católico.

“Ver cómo el evento ha crecido desde sus inicios en el 2008 es muy especial y ha superado nuestras expectativas...Ha sido una bendición la colaboración con la oficina de Vida Familiar / Respeto a la Vida de la arquidiócesis”, dijo Correa, quien también citó la ayuda de los párrocos en la arquidiócesis.

Parejas de 30 parroquias asistieron al congreso, desde recién casados ​​hasta aquellos casados ​​durante décadas. El diácono Pedro Irizarry de la parroquia de San Pedro / San Denis en Yonkers estuvo presente con su esposa, María. Los Irizarrys han estado casados por 46 años.

“Este es un evento de gran magnitud”, dijo el diácono Irizarry. “Siento que los talleres y las charlas trataron temas muy pertinentes a lo que es estar comprometido en un matrimonio... Se dijeron cosas que uno podía llevarse consigo y utilizarlas para influir positivamente en su matrimonio”.

Comments

No comments on this story | Please log in to comment by clicking here
Please log in or register to add your comment

BROWSE OUR GALLERY