‘Trabajo, Juego, Oración’ Conduce a Un Año Escolar Exitoso, Dice El Superintendente Interino

Posted

El superintendente interino de escuelas Michael J. Deegan y sus colegas están ansiosos y entusiasmados de dar la bienvenida a los maestros de escuela, padres y estudiantes al año escolar 2019-2020, y Deegan resumió recientemente por qué.

“Tuvimos un año fantástico el año pasado”, él dijo.

Académicamente, los puntajes de los exámenes del estado de Nueva York para los estudiantes en la arquidiócesis “son mejores que casi todos los demás en el estado. Y con toda razón, estamos muy orgullosos de nuestros puntajes en las pruebas”.

Además, “cuando los niños se estaban despidiendo el pasado año lectivo, ellos estaban muy tristes de irse, que se iban llorando. Les estaban diciendo a sus maestros y directores que los iban a extrañar durante el verano”.

El hecho de que no solo los estudiantes, sino también los maestros, estuvieran tristes de separarse durante el verano “es prueba de que hicimos lo que se suponía debíamos hacer”.

En una entrevista con Catholic New York en su oficina en el Centro Católico de Nueva York en Manhattan el 31 de julio, Deegan hizo referencia a la visita en el 2015 del Papa Francisco a Nueva York, y en particular a la escuela Nuestra Señora Reina de los Ángeles en East Harlem. Durante la visita, el Santo Padre dijo que las escuelas católicas son un lugar para encontrarse con otros: los padres se encuentran con los maestros, los maestros con los niños, y en ese encuentro todos se encuentran con Cristo, el Evangelio y entre ellos mismos.

“Esperamos con mucha alegría”, dijo Deegan, “la oportunidad de continuar ese encuentro con Cristo, con nuestros hijos, para hacer de ellos lo que se van a convertir”.

Deegan reconoció su aprecio por el “notable” apoyo de los párrocos. “Nuestros párrocos están en nuestras escuelas todo el tiempo”, agrego Deegan, celebrando misa, los sacramentos o simplemente para saludar. “Si no tuviésemos la presencia sacerdotal en nuestras escuelas, estas no serían lo que son hoy”.

Las escuelas también están bendecidas con “educadores católicos extraordinarios”, dijo Deegan. El observó la devoción y la generosidad de los directores y maestros. “Ellos van más allá de lo que se espera. Trabajan después del horario de escuela. Vienen los fines de semana. Proporcionan tutoría a los niños”.

Para cualquier padre que esté considerando una escuela católica para su hijo, o cualquier padre que esté en una escuela católica y que conozca a alguien que esté considerando una escuela católica, pero esté preocupado por poder enviar a su hijo ahí, Deegan dijo que podía prometerles lo siguiente: “Cuando vengan a visitar la escuela, se van a enamorar de ella. Y cuando vayan a la escuela, van a ser bienvenidos y recibidos por el personal. Y el personal trabajará diligentemente para ayudar a proporcionarles asistencia con el proceso de matrícula, becas y ayuda financiera que pueda permitirles que la mayor cantidad posible de niños pueda disfrutar esta experiencia, la cual puede cambiar la vida y que llamamos escuela católica. Así que arriésguense en venir a visitarnos”.

Debido a que hay una admisión continua, todo lo que los padres deben dar hacer -un primer y útil paso es visitar el sitio en internet catholicschoolsny.org- es llamar a cualquier escuela católica, dijo Deegan, y serán invitados a hacer un recorrido de la escuela y a reunirse con el personal. “Incluso pueden tener la oportunidad de reunirse con otros padres de familia”, dijo Deegan.

Deegan también discutió el progreso del proceso de planificación estratégica Pathways to Excellence II (Caminos a la Excelencia II). Él dijo que se han implementado varios programas, actividades y programas extracurriculares nuevos. Estos incluyen la expansión del programa de aprendizaje combinado y el programa piloto de educación especial.

“Con el increíble apoyo del cardenal Dolan, quien es un gran defensor de la educación especial, hemos podido ampliar la cantidad de niños que reciben servicios en nuestra escuela regular quienes tienen necesidades especiales”.

Además de la escuela John Cardinal O’Connor en Irvington, hay otras cinco escuelas, tres en Staten Island y dos en el Bronx, que brindan servicios a niños que aprenden de manera diferente, dijo Deegan.

“El año pasado fue el año piloto y fue muy exitoso. Vamos a poder expandir no solamente el número de escuelas, sino también el tipo de servicios que se brindan”, incluyendo el número de personal de apoyo que trabajará con los niños y el tipo de equipo educativo que los estudiantes que aprenden de manera diferente puedan necesitar.

Adicionalmente, aunque todas las escuelas tienen programas extracurriculares, Pathways to Excellence ha identificado unas 30 escuelas que se benefician de los programas extracurriculares mejorados. “Hemos recibido fondos para que no solamente se trate de tutoría, tareas y cuidado de niños, sino que también tengamos personas que vengan y organicen clases de cocina, ajedrez, robótica” y cosas por el estilo.

La expansión del programa STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas; en inglés: Science, Technology, Engineering y Math) en las escuelas también ha sido una prioridad la cual según Deegan ha contribuido a mejorar los puntajes en matemáticas.

Antes de que suene la primera campana, Deegan sugiere que los estudiantes tengan la mentalidad de que “una vida equilibrada es una vida feliz”. Él también dijo que espera que los estudiantes, maestros y directores “dejen espacio para el trabajo, el juego y la oración”.

“Nuestras escuelas son rigurosas pero los niños están rodeados de adultos ansiosos por ayudar. Así que no intenten hacerlo solos porque no tienen que hacerlo solos.”

Una última cosa: “Diviértanse”.

Comments

No comments on this story | Please log in to comment by clicking here
Please log in or register to add your comment