Visita del Cardenal Dolan Atrae Elogios de Los Neoyorquinos Nacidos en Cuba

Posted

La reciente visita del cardenal Dolan a Cuba fue un bienvenido gesto pastoral para los cubanoamericanos en el área de Nueva York que también esperan mejoras sociales y políticas en su amada nación insular.

“Esto es bueno para la Iglesia; es bueno para la fe”, dijo Cecilia Soler, de 71 años, organizadora principal del Comité Nuestra Señora de la Caridad del Cobre de la arquidiócesis, en su español natal durante una entrevista telefónica el 19 de febrero a Catholic New York. “Para la religión, para la iglesia católica, este fue un muy buen viaje: mostrar apoyo a los líderes y personas católicas en Cuba, para demostrar unidad”.

La Sra. Soler dejó Cuba a los 18 años. Ella es madre casada de dos hijos y abuela de tres. Nuestra Señora de la Caridad del Cobre es la patrona de Cuba. La Sra. Soler asiste a misa en la Catedral de San Patricio, donde se celebra la fiesta de Nuestra Señora de la Caridad del Cobre con una misa cada septiembre. La Sra. Soler señaló que la visita del cardenal y las celebraciones de la misa demostraron un verdadero estímulo espiritual y pastoral para los católicos en Cuba.

Ella también expresó gratitud basada en su fuerte fe católica, tanto a la Arquidiócesis de Nueva York como por la visita del cardenal Dolan a Cuba este mes.

En una nota sombría, la Sra. Soler dijo que, por desgracia, el cardenal no puede hacer nada política o socialmente, “ni siquiera el papa fue capaz de hacer algo; con todas sus mejores intenciones, todo sigue igual en Cuba, debido al gobierno, debido al comunismo. Ellos (el gobierno cubano) engañan a todos. Ellos presentan una cara y luego hacen lo que quieren, ya han pasado 60 años”.

Ella agregó: “Los cubanos hemos sufrido mucho. No creo que haya una solución. Pero para los católicos cubanos esto fue muy bueno, esta visita del cardenal, porque han recibido una gran muestra de apoyo de su parte. Esto muestra unidad en la Iglesia. Esto me hace muy feliz”.

Lorena Garcés, de 56 años, es una voluntaria activa de la parroquia de Santa Elizabeth en la sección de Washington Heights en Manhattan. Ella emigró de Cuba a los 15 años. La Sra. Garcés llamó a la visita del cardenal Dolan “una señal de esperanza”.

“Esto me pone muy contenta”, dijo la Sra. Garcés.

Ella también reconoció la lucha cuesta arriba durante las décadas en pro de una mejora social y política en Cuba, pero agregó que sin embargo “rezo a Dios para que pronto haya un cambio positivo ahí. Siempre tengo esperanza”.

La Sra. Garcés, madre casada con dos hijos, señaló que estaba agradecida por el importante gesto pastoral del cardenal Dolan al hacer el viaje, diciendo: “Siento que esta visita fue algo muy importante”.

La visita de seis días del cardenal Dolan se destacó por la celebración de varias misas y visitas pastoral a comunidades. Su pequeño séquito incluyó al obispo auxiliar Octavio Cisneros de la Diócesis de Brooklyn, quien nació en Cuba.

La primera misa fue en el Santuario de Nuestra Señora de la Caridad en El Cobre. Durante la homilía, el obispo Cisneros tradujo las palabras del cardenal al español, que en parte fueron: “Llegamos ayer a Cuba y esta es nuestra primera parada, a propósito, porque somos una familia en la Iglesia y como tal quisimos venir primero a la casa de nuestra Madre, Nuestra Señora de la Caridad del Cobre, y ahora estamos agradecidos a Dios de estar aquí”.

Comments

No comments on this story | Please log in to comment by clicking here
Please log in or register to add your comment