Sacerdote Carmelita Aprecia la Historia de Catedral Puertorriqueña

Posted

El padre Roberto J. Pérez, O. Carm., sacerdote carmelita jubilado residente en una parroquia del Bronx, honra y aprecia la historia de 500 años de la Catedral Metropolitana Basílica de San Juan Bautista en Puerto Rico.

“Fue en ese entonces cuando vino la fe; nuestra fe cristiana, nuestra fe católica romana”, dijo el padre Pérez al señalar la importancia del hito histórico. Es una historia, dijo el padre, rica en cultura y fe.

El sacerdote nacido en Manhattan de ascendencia puertorriqueña es el único residente en los Estados Unidos miembro de un grupo de la Iglesia en Puerto Rico que tuvo un papel de liderazgo en la organización de las celebraciones litúrgicas y comunitarias del otoño pasado, las cuales iniciaron la celebración de un año de largo del 500 aniversario de la fundación de la catedral.

“Esta fue una serie de eventos marcando el año jubilar que tuvieron lugar a principios de noviembre y que terminarán el próximo noviembre”, dijo el padre Pérez, de 74 años, a Catholic New York en una reciente entrevista. “No son solo misas; están teniendo conferencias, discutiendo diferentes tipos de temas religiosos; hay seis diferentes diócesis en Puerto Rico”.

El arzobispo Roberto González Nieves, O.F.M., de San Juan dirigió la misa principal celebrada el 19 de noviembre. Los concelebrantes incluyeron a otros obispos de la isla.

El padre Pérez es sacerdote residente y prior de la casa de San Simón Stock y San José ubicada en la avenida Valentine en el Bronx. El grupo en Puerto Rico al que el padre pertenece se llama Cofradía de Nuestra Señora de Belén.

“Todo estaba pasando en el Caribe. Es un asunto muy importante”, dijo el padre Pérez, destacando la importancia de los primeros asentamientos en el hemisferio occidental y, por lo tanto, la importancia del hito de la catedral al cumplir 500 años.

“Esa solía ser mi parroquia cuando vivía en Puerto Rico, cuando estuve en mis 40s. Soy el único miembro de la Cofradía de la Virgen de Belén que vive fuera de Puerto Rico. La parroquia tiene una gran devoción a San Juan”.

El padre Pérez lamentó no poder estar en Puerto Rico para las misas y celebraciones de noviembre en la catedral. El estuvo presente en la fiesta de Nuestra Señora de Belén el 3 de enero, y en las actividades de celebración civil con el rey Felipe de España. Además de la fe católica, señaló el padre Pérez, “los españoles nos dieron la cultura; la cultura que pronunciamos; muchas de nuestras costumbres, palabras y frases”.

Esta es la historia y el recuento arquitectónico de la Catedral de San Juan Bautista tal como se describe en el material escrito de los organizadores de la celebración en Puerto Rico:

La Catedral Metropolitana Basílica de San Juan Bautista de Puerto Rico es la sede de la Arquidiócesis de San Juan. La catedral está ubicada en la calle del Cristo en el Viejo San Juan, un vecindario dentro del área metropolitana de San Juan.

El edificio fue construido en 1521, destruido por una tormenta y posteriormente reconstruido. La iglesia fue nombrada basílica menor por parte del papa Pablo VI en 1978 bajo pedido del difunto cardenal Luis Aponte Martínez, entonces arzobispo de San Juan.

La catedral contiene los restos del explorador Juan Ponce de León, así como del mártir San Pío. También contiene reliquias como las de las vestiduras que usó el papa Juan Pablo II en su visita a Puerto Rico en 1984.

La Catedral de San Juan Bautista tiene un diseño de planta estilo cruz latina, el cual consta de tres naves, una central y dos laterales, en donde cada nave lateral da paso a tres capillas independientes. Cada nave está alineada por una puerta de entrada.

La catedral contiene una imagen de Nuestra Señora de Guadalupe con el título de "Patrona de México y Emperatriz de las Américas". El altar mayor está presidido por un Cristo crucificado y a los lados se encuentran las imágenes de San Juan Bautista y la Virgen de los Remedios.

La catedral es también el Santuario Nacional de Nuestra Señora de la Divina Providencia, patrona de Puerto Rico. Es la iglesia más antigua de Puerto Rico y la segunda más antigua de América, después de la Catedral de Santa María la Menor en Santo Domingo, República Dominicana. (La Cofradía de Nuestra Señora de Belén deriva su nombre de una pintura del siglo XVI de la Virgen María amamantando al Niño Jesús.)

Else Zayas León es miembra principal de la Cofradía de Nuestra Señora de Belén en Puerto Rico. Héctor Balvanera es miembro principal de la Cofradía de Nuestra Señora de la Divina Providencia en Puerto Rico. Ambos mantienen contacto con el padre Pérez sobre asuntos de la catedral.

En correos electrónicos recientes, ellos mencionaron la importancia de las celebraciones del aniversario de 500 años, y Balvanera señaló que él ve la catedral como una “imagen especial de la unión entre Cristo y Su Iglesia”.

Comments

No comments on this item Please log in to comment by clicking here